Oxapampa, como llegar y que hacer

¿Buscas salir de la rutina y conocer el Perú? Entonces deberías considerar Oxapampa como tu siguiente destino. Esta ciudad no solo te ofrece un hermoso paisaje para deleitar tus ojos, sino también una variada gama de actividades que te proporcionarán diversión a lo largo de tu viaje. Aquí te contamos todo lo que puedes hacer y cómo llegar hasta ahí.

Existen dos opciones para llegar a Oxapampa. La primera, por tierra, toma un aproximado de 8 horas (saliendo desde Lima) y un aproximado de 3 horas (saliendo desde Junín). Así lo informa el portal ytuqueplanes.com, la web del Ministerio de Turismo que te permite conocer los distintos destinos del país, armar paquetes turísticos y conocer los mejores hoteles y restaurantes en cada ciudad. La segunda opción para llegar a Oxapampa es en avión. Saliendo de Lima, se toma un vuelo de media hora hasta Jauja (aeropuerto más cercano) y luego un bus por otras 3 horas hasta la ciudad. Los buses o colectivos se pueden tomar en el mismo aeropuerto (el precio aproximado es entre 25 y 40 soles por persona).
Una vez en la ciudad de Oxapampa, las actividades a realizar son variadas. Depende del tipo de turismo que desees hacer (aventura, relajamiento, cultural, etc.), Oxapampa tiene una variedad de opciones a elegir. Por ejemplo, si lo que buscas es conectarte con la naturaleza, puedes elegir visitar las cataratas que abundan en la provincia.
En la plaza de armas de Oxapampa están casi todas la agencias de turismo de la ciudad. La plaza es el centro de comercio de la zona. Ahí también encontrarás una variedad de restaurantes y tiendas en las que podrás comprar recuerdos y artesanías.

En la agencia, puedes armar el tour que más se acomoda a tus necesidades. Puedes pedir que te lleven a conocer la catarata el Río Tigre, la catarata artificial en Chontabamba (con miles de plantas de orquídeas brotando a su alrededor) y la poza de agua salada, una playa en medio de la selva.

Si lo que buscas es ampliar tus conocimientos culturales y conocer un poco más de la historia de la ciudad, puedes pedir que te lleven a conocer los trapiches tradicionales de Oxapampa, en donde se prepara el licor de caña y sus derivados. Además, puedes conocer la iglesia de la ciudad y las iglesias más representativa de los pueblos aledaños. A las afueras de Oxapampa, se encuentra la primera iglesia luterana del Perú.

Pozuzo es otro de los atractivos principales de Oxapampa. El pueblo de Pozuzo mantiene toda la tradición de los colonos austro-alemanes, quienes fundaron el pueblo y cuyas familias aún viven en él.

Si eres de los aventureros que prefieren alejarse del tumulto y el bullicio de la ciudad, el Parque Nacional Yanachaga Chemillén es el lugar ideal para ti. Para visitarlo, solo tienes que gestionar la autorización en sus oficinas en la ciudad de Oxapampa. Este parque nacional cuenta con una infinidad de flora por conocer y una amplia variedad de fauna, entre la que destaca el gallito de las rocas. Además, puedes hospedarte en la cabaña, ubicada dentro del parque o acampar en las zonas designadas para campistas.

La adrenalina también se puede disfrutar en Oxapampa. La hacienda y albergue Bottger ofrece una serie de actividades pensadas para los amantes de los deportes extremos. Ahí podrás hace canopy y sentir la brisa correr por tu piel al saltar entre árboles de hasta 30 metros de altura. Además, podrás pasar por unos puentes colgantes y un circuito de aventura imperdible. Por supuesto, todo con las medidas de seguridad avaladas por agentes internacionales.

Oxapampa es, sin duda, uno de los destinos más hermosos del Perú. Su increíble paisaje es solo igualado por la hospitalidad y calidez de su gente, que recibe a los turistas con los brazos abiertos y listos para ayudar en lo que se necesite. Su arquitectura, con techos a dos aguas y estructuras de madera, hacen del pueblo un lugar acogedor y hogareño. Si buscas relajarte y salir de la rutina, Oxapampa es una opción ideal para ti.

 

Leave a Comment